Muchos de los alimentos dirigidos a los menores presentan una baja calidad nutricional

Disfrazar los alimentos no parece una buena estrategia, si lo que se persigue es que nuestros hijos se guíen por su saciedad y por sus gustos y preferencias en base a una dieta sana. Para conseguir esto último basta con ofrecerles alimentos saludables y respetar sus decisiones. Es lo que propone la Academia de Nutrición y Dietética. No obstante, los envoltorios tan atractivos que llevan muchos alimentos pueden desequilibrar (más todavía) su dieta y hacer que coman por encima de su apetito, tal y como se amplía a continuación […].

Seguir leyendo: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/2016/03/09/223454.php

Otros textos de Julio Basulto en consumer: http://juliobasulto.com/consumer/

Suscribirse a este blog: http://juliobasulto.com/novedad-suscripcion-a-mi-blog-a-traves-del-correo-electronico/