Pequeño consejo (de un minuto) para madres o padres de adolescentes en San Juan

20/06/2018

Llevo toda mi vida celebrando la fiesta de San Juan, y guardo muy buenos recuerdos de ella. Pero también recuerdo que mucha gente, sobre todo adolescentes, bebe más de la cuenta. Pero ninguno de los adolescentes de mi época, que yo recuerde, mezclaba el alcohol con “Red Bull”, o con cualquier otra “Bebida energética”. Algo que sí ocurre hoy en día, y mucho más a menudo de lo que nos podemos imaginar. Es algo particularmente peligroso, porque la alta cantidad de cafeína que hay en estas bebidas puede enmascarar los síntomas que genera el alcohol (efectos depresores sobre el sistema nervioso central) y demorar la aparición de tales síntomas. En tal caso, el individuo no se encontrará tan mal como si no hubiera tomado la cafeína, debido a que los efectos negativos del alcohol se han camuflado por la cafeína, es probable que el adolescente siga consumiendo bebidas alcohólicas, y eso es potencialmente letal.

Amplié esta cuestión en los textos “Red Bull con alcohol y jamacucos“, en el que conté con la ayuda del fantástico abogado Francisco José Ojuelos (@fojuelosdotcom), y Un inesperado incendio llamado “Bebidas energéticas”.

Por eso ayer me decidí a subir a mi cuenta de YouTube un breve vídeo, de un minuto, resumiendo lo anterior. Me grabó mi maravillosa pareja, Olga Ayllón Muñoz (¡gracias!). Lo tienen debajo de estas líneas:

 

 

Sí, ya sé que puestos a pedir podríamos rogarles que no bebieran ni “bebidas energéticas” ni tampoco alcohol, pero también sé que es mejor no pedir demasiadas cosas, porque aumentan las posibilidades de que no nos hagan caso. Es muchísimo mejor predicar con el ejemplo (¿con qué cara le pides a tu hijo adolescente que no consuma bebidas azucaradas o alcohol si tu llevas toda su vida bebiéndolas delante de él?).

También es aconsejable ser flexibles, tolerantes, empáticos…y reservar nuestra autoridad para cuando sea imprescindible.

Sea como fuere, yo creo que es imprescindible que les pidamos, por favor, que beban la menor cantidad de alcohol posible y, sobre todo, que no mezclen el alcohol con las mal llamadas “bebidas energéticas”. Preferiría, por cierto, denominarlas de otra manera, como entenderán si revisan las dos imágenes que aparecen aquí debajo:

 



Les dejo, por una parte, con un interesante artículo publicado en marzo de 2017, titulado “¿Bebidas energéticas + alcohol = más lesiones?” y, por otra parte, con los textos o entrevistas de un servidor relacionados directa o indirectamente con este tema, por si quieren saber más:

  1. Bebidas “energéticas”, con Carlos Casabona en “Gente Sana” (Gente Despierta) (de octubre de 2017)
  2. Las bebidas “energéticas” pueden generar cambios profundos en la actividad eléctrica cardíaca y la presion sanguínea (agosto de 2017)
  3. Bebidas energéticas (Entrevista para Onda Cero) (de julio de 2017)
  4. Bebidas energéticas (entrevista para “El Radiador” Radio 4G) (de marzo de 2017)
  5. Un inesperado incendio llamado “Bebidas energéticas”. (febrero de 2017)
  6. Bebidas “energéticas” (#GenteSana-#GenteDespierta-RNE) (abril 2016)
  7. Red Bull con alcohol y jamacucos (febrero de 2016)
  8. ¿Quiere averiar la salud de su hijo? Ponga a su alcance bebidas “energéticas (noviembre de 2013)
  9. Entrevista en Ser Consumidor sobre bebidas energéticas (noviembre de 2013)
  10. Diez perjuicios de las bebidas energéticas en niños (junio de 2013)

 

Próximos cursos o conferencias de Julio Basulto:

 

Cursos_y_conferencias

 

 

 

 

 

 

 

Suscribirse a este blog: http://juliobasulto.com/novedad-suscripcion-a-mi-blog-a-traves-del-correo-electronico/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies