Las infusiones que se comercializan para aumentar la producción de leche materna o mejorar su calidad no tienen respaldo científico

En las últimas semanas, numerosos grupos de apoyo a la lactancia materna han denunciado la existencia de unas infusiones que presumen de estar indicadas para mujeres que amamantan. Se hace creer a las potenciales consumidoras de estos productos que mejorarán o bien la producción o bien la calidad de la leche materna, algo que en absoluto está demostrado de forma científica que ocurra. En el presente artículo se aborda esta cuestión y se subrayan los posibles riesgos de confiar en el consumo de infusiones durante la lactancia materna.

Seguir leyendo>http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/embarazo_y_lactancia/2015/05/07/221907.php

Más artículos de Julio Basulto en Eroski Consumer (escribí desde septiembre de 2012 hasta marzo de 2016)>http://juliobasulto.com/consumer/