Sé que he hablado muchas veces últimamente de bebidas alcohólicas (aquí todas ellas), pero me han preguntado en demasiadas ocasiones en lo que va de semana lo siguiente: ¿por qué los cardiólogos recomiendan que tomemos una copita de vino con las comidas? Ayer, por ejemplo, me lo preguntaron varias personas, dado que compartí en mis cuentas de Facebook y Twitter este espléndido artículo de Deborah García Bello (@deborahciencia): “«Una copita de vino es buena para el corazón». Claro que sí, guapi“.

Mi primera respuesta, si es que puedo contestar (muchas de esas preguntas se producen en las redes sociales, donde me inundan las interacciones y no llego ni en sueños a dar abasto) es: ¿dispones de un estudio científico serio que justifique que “los cardiólogos” (es decir, la mayoría de los cardiólogos) recomienden que tomemos una copita de vino en las comidas? Si alguien tiene dicho estudio que me lo envíe sin falta. Mientras tanto, se trata de una generalización como una catedral. Tan generalización como afirmar  que los nutricionistas recomiendan adelgazar o “depurarse” (sic) a base de batidos detox. No cuela.

La cuestión es que una de las entidades mundiales de referencia en cardiología, la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), no recomienda precisamente el vino. Si no me creen, lean estas frases tomadas de su documento “Alcohol and Heart Health“:

  • “[…] No es posible predecir en qué personas el alcoholismo se convertirá en un problema. A causa de este y de otros riesgos, la Asociación Americana del Corazón advierte a la población que NO empiece a beber alcohol…si no está bebiendo alcohol […].
  • En las últimas décadas, se han publicado muchos estudios en revistas científicas que han evaluado cómo el consumo de alcohol puede estar asociado con una reducción de la mortalidad por enfermedades del corazón en algunas poblaciones. Algunos investigadores han sugerido que el beneficio puede ser debido al vino, especialmente al vino tinto […] La asociación observada en muchos de estos estudios puede deberse a otros factores de estilo de vida en lugar de al alcohol. Tales factores pueden incluir un mayor nivel de actividad física o el hecho de consumir una dieta con una alta cantidad de frutas y verduras y menor en grasas saturadas [en las personas que beben alcohol con moderación]. No se han realizado ensayos de comparación directa para determinar el efecto específico del vino o de otras bebidas alcohólicas sobre el riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular […].
  •  La forma en que el alcohol o el vino afectan al riesgo cardiovascular precisa más investigación, pero en este momento la Asociación Americana del Corazón no recomienda beber vino ni cualquier otra forma de alcohol para obtener estos supuestos beneficios […]”.

Vaya, pues parece que no, que no recomiendan que tomemos el vino para salvarnos de las siete cosas.

Les ruego que relean la primera frase. Aquí se la traigo: ” No es posible predecir en qué personas el alcoholismo se convertirá en un problema”. ¿Les suena de algo? Si son asiduos a este blog (al que, recuerdo, pueden suscribirse gratuitamente) sabrán que el abogado Francisco José Ojuelos (@CriticaProcesal) escribió algo similar anteayer en un texto titulado “¿Qué tienen que ver el alcohol, el film “El amigo de mi hermana” y JAMA Pediatrics?“. Les transcribo su frase, y con esto les dejo:

“Incluso el consumo llamado moderado acaba derivando a veces, según demuestran estudios, en un consumo que excede la moderación”.

Bibliografía:

American Heart Association. Alcohol and Heart Health. Jan 12,2015. En línea: https://www.heart.org/HEARTORG/HealthyLiving/HealthyEating/Nutrition/Alcohol-and-Heart-Health_UCM_305173_Article.jsp

Basulto J. ¿Qué tienen que ver el alcohol, el film “El amigo de mi hermana” y JAMA Pediatrics? 23 de agosto de 2017. En línea: http://juliobasulto.com/tienen-ver-alcohol-film-amigo-hermana-jama-pediatrics/

García Bello D. «Una copita de vino es buena para el corazón». Claro que sí, guapi. 24 de agosto de 2017.  Cuaderno de Cultura Científica (CCC) (Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU). En línea: https://culturacientifica.com/2017/08/24/una-copita-vino-buena-corazon-claro-guapi/

 

Suscribirse a este blog: http://juliobasulto.com/novedad-suscripcion-a-mi-blog-a-traves-del-correo-electronico/
 
 
Próximos cursos o conferencias de Julio Basulto:

 

Cursos_y_conferencias