La horchata, si bien es una bebida deliciosa y fresca, no es rica en nutrientes como muchas veces se cree y tiene un elevado contenido en azúcar

  • Por JULIO BASULTO
  • 29 de junio de 2015
La horchata está deliciosa, sin duda. Como sucede con todos los alimentos, siempre hay alguien que no tolera su sabor, pero la mayor parte de la población acepta de buen grado esta bebida elaborada a base de chufas, sobre todo cuando aprieta el calor. Sin embargo, muchas personas consideran que aporta numerosos nutrientes importantes. ¿Es cierto, o es una confusión generada por su color blanco, tan similar al de la leche? ¿Está repleta de vitaminas y minerales, o más bien tiene bastante azúcar? En el presente artículo se aportan datos sobre los nutrientes y el azúcar de la horchata.

Para cualquier dietista-nutricionista o profesional sanitario informado sobre cuestiones nutricionales, la horchata es un alimento superfluo, que se debería reservar para contadas ocasiones. Pese a su color blanco, se parece bastante poco a la leche. Al revisar su composición nutricional se percibe de forma clara que se está ante un alimento que encaja a la percepción en el concepto “baja densidad nutricional”, es decir, que contiene pocos nutrientes en relación a las calorías que aporta.

Horchata: pocos nutrientes, muchas calorías

Para cubrir el 15% de la cantidad diaria recomendada de calcio, detallada en la Directiva 2008/100/CE de la Comisión Europea, habría que tomar dos vasos de horchata, según las Tablas de composición de alimentos del Cesnid, coordinadas por el doctor Andreu Farran-Codina.

Estos dos vasos, a su vez, aportan 25 gramos de azúcar, es decir, siete cucharaditas de café colmadas de azúcar, algo nada recomendable.

Para cubrir el 15% de los requerimientos de nutrientes como el ácido fólico o la vitamina B1, habría que beber más de cuatro vasos de horchata, lo que multiplicaría de forma peligrosa la cantidad de azúcar que se consumiera. Es más, la horchata tiene, según la Tabla del Cesnid, un 0% de vitamina A, vitamina D, vitamina D, vitamina B2, vitamina B6 o vitamina B12.

Por todo lo anterior, y en base al Reglamento 1924/2006 “relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos”, en España es ilegal atribuir a la horchata propiedades nutricionales.

[…]

Seguir leyendo: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/2015/06/29/222153.php

Más textos de Julio Basulto en Eroski Consumer (escribí desde septiembre de 2012 hasta marzo de 2016): http://juliobasulto.com/consumer/