Texto publicado originalmente en noviembre de 2012 en el blog de La Sirena, (cuando todavía colaboraba con dicho blog).

 

Hay decisiones que no conviene demorar mucho tiempo, y la de dejar de fumar es una de ellas. Uno de los motivos nos lo da la prevención de la obesidad. ¿Sabías que los exfumadores pesan más, en general, que las personas que nunca han fumado? Un nuevo estudio, que comentaré a continuación, corrobora que dejar de fumar (algo que tarde o temprano debe hacer todo fumador si se preocupa por su salud) puede hacernos ganar peso. Por eso este post se titula “fumar engorda”: empezar a fumar es tomar un camino equivocado que, al desandarlo es posible que tengamos que pagar ciertos “tributos” llamados “kilos de más”. Por suerte, el precio de dicho impuesto no sólo es pequeñísimo con relación a los beneficios obtenidos, sino que además es negociable.

 

En el terreno de los estudios científicos la máxima evidencia es la que nos aporta un tipo de investigación llamada “metaanálisis”. Se trata de la pieza clave en la toma de decisiones en la llamada Medicina Basada en la Evidencia. Es una rigurosa valoración de estudios con un método cuantitativo –estadística- y mediante la combinación de resultados de investigaciones independientes sobre un tema en concreto. El tema en concreto que evaluó un reciente metaanálisis es de una importancia mayúscula: engordar tras dejar de fumar.

 

Según el estudio, coordinado por Henri-Jean Aubin, y publicado en la revista British Medical Journal (BMJ), al cabo de un año de dejar de fumar, la media de ganancia de peso asciende a unos 4,7 kilos. Malas noticias, sobre todo al saber que el 13% de las personas que dejó de fumar ganó más de 10 kilos. Aunque no tan malas si tomamos en cuenta otro dato interesante: entre el 16% y el 21% de los exfumadores no sólo no ganó peso sino que incluso adelgazó. El caso es que, como norma general, y como decía al principio, fumar engorda, porque al dejar de hacerlo es muy posible que ganemos unos 5 kilos de más.

 

Desde mi punto de vista se trata de un argumento más para no empezar a fumar, pero sobre todo para abandonar cuanto antes el tabaco. Te aconsejo que además de pedir ayuda médica visites esta web del Ministerio de Sanidad y Política Social: www.msps.es/ciudadanos/proteccionSalud/tabaco. En cuanto al control de peso, he empezado este post indicando que el precio a pagar (ganar kilos) por desandar el camino equivocado (empezar a fumar) es “negociable”, y lo es si tienes en cuenta estas seis consideraciones que detallé en mis libros No más dieta” y “Secretos de la gente sana

 

  1. Acude a un dietista-nutricionista si debes perder peso. Es la persona indicada para cualquier modificación que tengas que hacer en tu manera de alimentarte.
  2. Valora la posibilidad de acudir a un psicoterapeuta. Modificar nuestras conductas y hábitos puede ser algo complejo, ya que se mezclan múltiples aspectos psicológicos. Decía Francisco Grande Covián que “es más difícil cambiar de hábitos alimentarios que de religión”.
  3. Apúntate a una dieta sana. Prioriza el consumo de alimentos de origen vegetal (frutas frescas y hortalizas, sin olvidarte de integrales, legumbres y frutos secos).  Todos ellos son ricos en un nutriente crucial: fibra dietética. Los alimentos superfluos es mejor que los consumas de forma muy esporádica.
  4. Reduce un poco la ración. Reducir la ración de tus platos no te supondrá un esfuerzo significativo y a cambio puede reportarte resultados exitosos a medio-largo plazo.
  5. Apunta tu peso y lo que comes. Hoy sabemos que el autocontrol del peso y de los alimentos ingeridos, es de ayuda en la prevención y el tratamiento del exceso de peso.
  6. Inscríbete a una vida activa. Mantendrás el tono muscular y aumentará la energía que gasta tu cuerpo, entre otras muchas ventajas. Un reciente consenso señala que aumentar el gasto energético en tan solo 100 kilocalorías cada día puede traducirse en la pérdida de 4,5 kilos al cabo de cinco años.

Bibliografía:

Aubin HJ, Farley A, Lycett D, Lahmek P, Aveyard P. Weight gain in smokers after quitting cigarettes: meta-analysis. BMJ. 2012 Jul 10;345:e4439. En línea: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22782848

Julio Basulto

Noviembre de 2012

 

Suscribirse a este blog: http://juliobasulto.com/novedad-suscripcion-a-mi-blog-a-traves-del-correo-electronico/

Próximos cursos o conferencias de Julio Basulto:

 

Cursos_y_conferencias