¿Hay que obligar a comer a los niños?

No es necesario forzar a los pequeños para que dejen el plato reluciente

Nadie en su sano juicio volvería a un restaurante en el que el camarero le obligase a comer todo lo que ha pedido, ni a quedarse pegado en la silla hasta acabar, ni escogiera los alimentos, la cantidad e incluso la velocidad a la que el comensal tiene que acabar el plato. Y, sin embargo, para muchos niños, quizás la mayoría, este es el pan de cada día (literalmente) tanto en casa como en el comedor escolar […]

Seguir leyendo?http://verne.elpais.com/verne/2015/09/10/articulo/1441901302_115340.html

Ver en Facebook o Twitter

Otras entrevistas o intervenciones en las que aparece Julio Basulto?http://juliobasulto.com/entrevistas/