Artículo originalmente publicado en octubre de 2015 aquí en el blog “Espacio Abierto” (psicología y nutrición).

 

Esta semana, un amigo me ha comentado que cierto endocrino le había prohibido hacer deporte porque estaba “demasiado delgado”, y no quería que adelgazase más. Y se quedó tan ancho. Lo digo porque es un chico joven, perfectamente sano y cuyo peso está solo un poco por debajo de los “estándares”. A mi amigo le remití a un texto que escribí hace un par de años, y titulado precisamente: “¿Estoy demasiado delgado?”. Lo pueden consultar aquí: http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/alimentos_a_debate/2013/04/03/216345.php

En él insistí en tres errores frecuentes en los que suelen caer las personas con un peso por debajo de lo normal, es decir, las personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) por debajo de 18,5 kg/m2 (tienen información sobre el IMC en el texto “Subir de peso, ¿cuándo empezar a preocuparse?”). Tales errores se resumen en:

  1. Pensar que existe un “peso ideal”.
  2. Tomar como referencia tablas de IMC obsoletas.
  3. Confundir “delgadez” con “enfermedad”.

En mi texto tienen dichos errores ampliados, por lo que no los detallaré, pero el caso es que al llegar a casa, después de hablar con mi amigo, busqué si se había publicado algún artículo científico más sobre el tema…porque todavía hay quien piensa que alguien que tiene “bajo peso” está necesariamente enfermo. Y sí, sí que se ha publicado: justo la semana pasada, concretamente el 15 de octubre.

Joo Young Lee y sus colaboradores acaban de publicar en la revista Public Health Nutrition la versión anticipada de un artículo titulado “Bajo peso y mortalidad”. El resumen lo tienen en este enlace www.pubmed.gov/26466868, y el texto completo (de pago, salvo en bibliotecas universitarias), en este otro: http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=10005740&fileId=S136898001500302X

Su trabajo consistió en un seguimiento de 94.133 varones y 48.496 mujeres de Korea de entre 35 y 59 años, y, tras ajustar por potenciales factores de confusión (los tienen detallados en el texto “Estoy demasiado delgado”, que he citado más arriba), su conclusión es la siguiente: “Nuestro estudio no apoya la suposición de que el hecho de presentar bajo peso se asocie, por sí mismo, con un incremento en la mortalidad”.

Realizar ejercicio físico resulta crucial para la salud, así que cualquier razón que disuada de su práctica debe estar médicamente justificada… y no es el caso de mi amigo.

Otras colaboraciones de Julio Basulto para Espacio Abierto: http://juliobasulto.com/espacio-abierto/

delgasalud

 

Suscribirse a este blog: http://juliobasulto.com/novedad-suscripcion-a-mi-blog-a-traves-del-correo-electronico/

Próximos cursos o conferencias de Julio Basulto:

 

Cursos_y_conferencias